martes, 16 de noviembre de 2021

El escudo vikingo - construcción

Una vez visto por encima el marco arqueológico, nos ponemos manos a la obra con la espuma. Vamos a construir una réplica de escudo vikingo de 85cm utilizando espuma de 10mm de grosor con un mango de madera, uniendo ambas partes por medio de fleje de plástico.

 

 

 

 

El cuerpo serían dos planchas de estas, muucho material. Al ser tan grandes no me las pude apañar bien para que las uniones fuesen limpias y al final, pese que a que le puse mucho esfuerzo en camuflarlas, se seguirían notando.

El umbo lo hice del mismo modo que los anteriores, aplicando calor y metiendolo dentro de un bowl. Como no quería que se quedase demasido grande, la capa exterior sería la que tiene relieve y luego lo rebajaría lo la lijadora, de manera que el grosor final me permitiese cubrir la mano, no fuese muy grande y no cediese con los golpes.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 








El mango lo uniría al cuerpo por medio de fleje de plástico, como ya hemos hecho otras veces. En este caso me hice un poco de lío y le puse de más, pero bueno, quedó bien firme que es lo importante :p















 

Para darle un poco más de rigidez en los puntos que soportarían más presión añadí unas planchas de plástico, y me aseguré de que todo quedase bien prieto y pegado.

 

Teniendo ya firmemente unido el mango al cuerpo pasé a completar la silueta de este con espuma.



Aqui ya podemos ver un lado completado, incluidos los dos agujeros por lo que pasaría el anclaje para la correa, con el mismo sistema que utilicé en el bambai: cuerda de paracord cosida a la espuma protegiendo la zona de costura con unos círculos de serraje.

Para simular las planchas de madera lo fácil hubiera sido hacer un corte poco profundo y abrir con calor, pero como tenía las líneas de unión molestando no habría quedado bien, así que corté unas planchas de 1mm y las pegué. De nuevo mucho material y mucho pegamento. Trabajar con algo tan grande me sería bastante complicado ya que como se puede ver es casi el doble del ancho de mi mesa de trabajo, y por detrás no queda mucho espacio.










Como vimos en la entrada anterior, los restos arqueológicos nos muestran que había escudos forrados por una, por las dos o por nínguna de sus caras (este último caso es el de los escudos funerarios). En mi caso opté por forrar la cara exterior, donde estarían los colores llamativos, y por dentro trataríamos de conseguir un efecto madera.

El umbo está pegado y rematado con una tira de 1mm con sus cuatro remaches que lo "unirían" al cuerpo.










Como hice con el bambai a fin de colocar los cículos de serraje para las costuras de las cuerdas de anclaje, ambas partes serían pintadas antes de pegarlas. Esto está bien para que la capa de cobertura corra continua bajo el serraje. 

Apliqué un par de capas finas de latex plástico como imprimación. Importante lo de que sean finas ya que de otro modo pasará de ser flexible a rigido y quebradizo. Mezclaría el latex con pintura acrilica, ya que al ser con base de agua ligan muy bien.









En la trasera utilizaría la misma técnica que tiempo atras usase con el broquel para "lograr" un efecto madera. Aplico un poco de pintura y la extiendo creando las líneas alargadas que simulan las vetas. Intercalando tonalidades trato de conseguir un efecto más orgánico y por último, lo que le dió vida fue hacer un bordeado con el aerógrafo de marrón-granate.



















Por el otro lado lo teníamos mucho más fácil ya que iba a hacer un simple diseño de espiral de tres puntas en amarillo y azul, y el azul ya yo teníamos con la imprimación de dos capas... que equivocado estaba...

El amarillo es uno de los colores que peor cubrición tiene, si no el peor. Eso ya lo tenía asumido pero lo que no me imaginaba es que me comería dos botes enteros de pintura amarilla tratando de conseguir un color opaco con el aerógrafo. Tanto fue así que tuve que dejar de pintar en el primer intento porque el trastero se me llenó de pintura vaporizada. Tras esto, una vez ventilado el lugar, y no habiendo conseguido el efecto deseado me fui a la tienda a por un bote de americana y, aún con pintura acrilica a pincel, me costó varías capas conseguir el color opaco. Si no fueron 8 capas de aerografo y 2 de pincel no fue ninguna, flipante... y no parece nada, pues...

Un poco de envejecido, algunas marcas de uso y diferencias de color aqui y allá y tenemos el color. Sobre esto dibujaría un trio de espirales para darle un detallito personalizado.









Como se puede ver, a pesar de mis esfuerzos se siguen apreciando las líneas de unión, una lástima.

Tras estó cubrí toooda la superficie con plastidip. Con las armas el plastidip como cobertura final había demostrado no servir, pero dado que con el bambai me estaba dando buenos resultados me decidí a aplicarlo aqui también. 

Me gasté un bote entero y no me quedé con la sensación de que fuese una gran cobertura como con el bambai.

Con el plastidip aplicado cosí los puntos de anclaje y procedí colocar fleje para darle estabilidad al cuerpo ya pegar ambar partes.



De nuevo el hecho de que fuese una superficie enorma me dió problemas. Mucho pegamento a aplicar y muchos vapores en el ambiente.

Con las dos partes unidas, todo pintado y la cobertuda aplicada, ya solo quedaba colocar el cuero del borde y el de la empuñadura. 

En la empuñadura usé un cuero de grosor intermedio, mientras que en el borde utilicé un cuero de confección muy fino, quizá demasiado fino.. Corté las tiras, las taladré, le puse una línea de cola para asegurarlas y con el punzón, mucha tireta de serraje y mucha más paciencia me puse a coser el borde. 85cm x 3,14 = 267 cm de borde, maadre que de borde, yo creo que me hice una temporada entera de Wynonna Earp, cosa que no os aconsejo porque la serie es muy mala, pero útil para tenerla de fondo mientras coses metros de tireta.

 

 







Parecía que nunca iba a terminarse, pero aqui estamos..

Os muestro un detalle de la empuñadura en el que se ven los clavos "vueltos" que vienen del umbo y los que clavan el mango al cuerpo del escudo.

 

Llegamos al final del trayecto, el escudo está completado y listo para ir de incursión a donde nos nuestros barcos largos nos lleven.



 

Y esta amigos es la demostración empírica de que doblar el diametro no es el doble del área.







 

 

...o no... de nuevo el plastidip nos dejó en la estacada. 

En el primer día de uso serio empezó a dar muestras evidentes de que no cumplía su función, así que opté por cubrirlo, pero en vez de usar urecoat como venía usando en los escudos hasta la fecha decidí cubrirlo con clearflex, lo que uso con las armas.

El resultado es bueno, pero me temo que el borde del agujero para la mano no va a aguantar el roce continuo y si el desgaste es muy acusado en algún momento tendré que cubrir con cuero.




Algunas fotos de archivo para poner el tocho este en situación.




Este personaje dista mucho de ser historicamente preciso, casco Ávaro, armadura de Wisby, escudo nórdico, túnica mongola, hacha de mano escita, cuchillo de birka, dao chino/mongol, brazales bajo medievales europeos y lanza de cinta (facepalm), pero tampoco pretendíamos recrear nada ese día, sino más bien vestir un personaje distinto de inspiración euroasiática.


domingo, 7 de noviembre de 2021

El escudo vikingo - Arqueología

  

 

Un hombre sin su espada sigue siendo un guerrero, pero sin su escudo será unicamente una diana.

 

Por centrarnos definiremos los vikingos como un grupo de personas dentro de las poblaciones escandinavas de los siglos noveno al undécimo, que cogían las armas, se montaban en barcos y se dedicaban a hacer incursiones de pillaje. Se encuadran historicamente entre el 793 cuando se dió el asedio del monasterio de Lindisfarne y finales del s. xi con la caida de los últimos reyes vikingos.

Estos pueblos tuvieron una influencia capital tanto en su época como en los siglos siguientes sobre los acontecimientos de toda europa por hitos como la conquista de Gran Bretaña, la cesión de Normandía por parte del imperio caroligio, la fundación del Rus, y la fama y el ataque a Constantinopla de mano de los Varegos, sin dejar de mencionar la exploración de Islandia, Groelandia y el norte del continente Americano.



 

Todo ello fue sustentado logrado por ese grupo de personas (recordemos, de todos los escandinavos, sólo eran vikingos los que se iban de "vikingadas") que se montaban es sus barcos largos con sus armas prestos a coger todo lo que pudiesen allende los mares.

Como ya hemos visto en otras entradas, gustaban de portar hachas, espadas y lanzas. Como armaduras usaban cota de malla y cascos (los que pudieran), pero si algo les caracteriza es por el uso de los famosos escudos redondos. Sobre estos últimos, los restos mejor conservados  los tenemos en alineados en los barcos funerarios de Gokstad, Noruega (circa 905 dc).

Estos escudos tenían habitualemente entre 80 y 90 cm de diametro. La tabla era plana, hecha de una sola lámina de tablas pegadas entre si. Los escudos de Gokstad estaban hechos de entre siete u ocho tablas de pino blanco de grosores entre 6 y 10 mm que se hacían más finas a medida que se acercasen al borde. No se ha hallado evidencia arqueologica de que utilizasen la técnia del contrachapado.


Las tablas fueron posiblemente pegadas entre si. Un soporte extra vendría por el umbo, el mango y la tira del borde, así como de la cobertura de cuero. Al menos algunos escudos de Birka tuvieron una fina cobertura de cuero, y algunos encontrados en Inglaterra estuvieron cubiertos por ambos lados.

En el caso de los escudos funerarios de Gokstad se han encontrado restos de pintura lo que revela que no tuvieron cobertura de cuero, posiblemente porque su uso iba a ser meramende decorativo y no eran objetos destinados al combate.

Parece ser que la tablas estaban sostenidas por el cuero que se le pegaba, pero tambien por las partes que se clavaban al cuerpo como son el mango, que cruzaba todas o algunas de las tablas por detras, y el umbo. El borde de cuero era normalmente de cuero cosido al borde, aunque también cabe especular que se ajustará con pasadores o finos clavos metálicos. Los bordes metálicos que se dieron en la época Vendel (pre-vikinga), están ya obsoletos en la la era vikinga.

 

El escudo en si era bastante ligero y móvil a pesar de su tamaño, lo que hacía que tuvieses que usarlo de manera inteligente para desviar golpes más que para pararlos directamente. Si tu colocas tu escudo frente a ti como un muro, las lanzas y las hachas lo van a convertir rápidamente en un colador. 

 "Analysis of battle damage to weapons from the massive Roman Iron Age deposit of Nydham indicated the primary use for the large round shields was in fending off missiles, while sword duels were conducted blade on blade. The heavy iron construction of the Viking Age boss is unlike the Roman Iron Age examples of thin bronze, perhaps indicating a change to a hand-to-hand fighting style in which parrys with the boss were possible. The thin boards would split easily, and could perhaps have been deliberately made so, in order to snare an attacker's blade."

Esto es un texto que dejo tal cual del paper de Peter Beatson de donde estoy sacando muchos de los datos. En este fragmento vuelve a hacer incapié en la fragilidad de los escudos, siendo estos utilizados para defenderse de los proyectiles pero no tanto del cuerpo a cuerpo, donde las final tablas podrían partirse con facilidad.

 

A continuación os pongo unos datos de escudos encontrados para que veamos sus tamaños y grosores.

 

 

   

 Como se puede  ver los grosores son muy pequeños, lo que ayuda a la idea de que este tipo de escudos se usarían más para desviar los golpes que para pararlos directamente, ya que serían relativamente frágiles. El tema de los proyectiles queda en el aire, ya que si apuntan los investigadores que los escudos se usaban para cubrirse de estos, de hecho yo creo que sería su uso primordial,  pero claro no tenemos que imaginar un escudo pulcro y perfecto si no más bien un escudo agujereado y claveteado de flechas, ya que con toda seguridad estas atravesarían la madera y se quedarían atascadas a mitad de recorrido. El canal de tod tiene un episodio en el que dispara con el equivalente a un warbow ingles contra un escudo de madera y se demuestra esto que digo.

Con respecto al aspecto, hay numerosas fuente arqueológicas, artísticas y literarias que indican que los escudos eran habitualmente pintados con colores como azul, amarillo, rojo, blanco o negro. Los patrones que más usaban eran las espirales. Un uso que podrían haber dado al pintado, más allá de lo artístico o identificativo, sería el ocultar las líneas de unión de las tablas así como las vetas de la madera, que podrían suponer puntos débiles.

La colección más impresionante de escudos vikingos completos fue recuperada del enterramiento noruego de Gokstad, donde se enterró una nave junto con un principe o rey y un gran número de objetos funerarios entre lo que se hallaban 64 escudos pintados en amarillo y azul.

 

En los restos hallados del fiordo de Roskilde se han encontrado una linea de escudos en un lateral de la nave, así como un soporte para estos. Los escudos se colocarían longitudinalmente para proteger a la tripulación de lanzas y flechas, si bien se han llevado a cabo pruebas de navegación con soportes de este estilo y se ha demostrado que la capacidad marinera de la nave se reducía considerablemente cuendo los escudos se montaban a sus lado, por lo que es probable que los escudos sólo fuesen colocados en los soportes en los momentos previos a una acción militar.

 

Quiero hacer una mención especial al paper de Peter Beatson "The viking shield from archaeology", de donde he sacado buena parte lo que dicho y que me ha parecido la mejor fuente de información con que me he topado al respecto de estos escudos.